Pasar al contenido principal

Donde una empresa de renombre mundial se junta con talentos de talla mundial - La historia del laboratorio de inteligencia artificial (IA) de IBM en la Región Parisina

Donde una empresa de renombre mundial se junta con talentos de talla mundial - La historia del laboratorio de inteligencia artificial (IA) de IBM en la Región Parisina

IBM lleva varios años en la Región Parisina y la conoce bien. IBM, atraída por el grupo de talentos altamente cualificados de la zona y por el potencial que la Región Parisina tenía que ofrecer, decidió situar este dinámico ecosistema en el centro de su estrategia de inteligencia artificial (IA) y crear su propio laboratorio de IA. Hemos hablado con Harley Davis (vicepresidente de Automation Intelligence y France Lab) de IBM France para averiguar cómo los ingenieros analíticos y creativos, junto con el entorno innovador, hacen de la Región Parisina un catalizador perfecto para la inversión extranjera y el avance tecnológico de la IA.


Háblenos un poco más de la presencia de IBM en Francia y del laboratorio de IA

IBM tiene una larga historia con Francia. De hecho, la empresa lleva en Francia desde 1914. Es el país donde IBM abrió su primera gran filial internacional y está aquí desde entonces. IBM siempre ha estado muy implicada en el ecosistema empresarial francés, ya que en todo momento ha tenido actividades de I+D en el país. Para mí, todo comenzó con ILOG, una de las primeras empresas emergentes francesas que IBM adquirió en 2009, donde trabajé muchos años. A partir de ahí, heredamos talento e invertimos mucho en IA.
De hecho, la IA es un elemento central de la estrategia de IBM. Como sabrá, los avances técnicos del siglo XXI han puesto a nuestra disposición una gran cantidad de datos y capacidad informática provista por la nube; los algoritmos formulados en la última década han aprovechado esta capacidad informática para analizar datos y encontrar patrones en ellos. Utilizamos estos patrones para ayudar a nuestros clientes a potenciar su negocio y nos hemos asegurado de utilizar el ecosistema de la Región Parisina para mejorar aún más esta estrategia.
Hace poco trasladamos el laboratorio de IA de la Región Parisina de Gentilly a un edificio totalmente nuevo en Paris Saclay, ya que vimos la cantidad de inversión en curso en la zona. Aquí se están reagrupando universidades y grandes empresas, como EDF, Thalès, Danone y demás, por lo que nos pareció realmente interesante venir también. Parecía la oportunidad perfecta para trabajar con posibles clientes y socios mientras colaboramos con universidades.
A través del proyecto «AIDA», dirigido en colaboración con la universidad Paris-Saclay y otras empresas y financiado por BPI, preparamos el terreno para la futura coinnovación en esta nueva área. Este fue nuestro primer proyecto de investigación de gran envergadura en la Región Parisina.


¿Qué repercusiones ha tenido la COVID-19 (positivas y negativas) para la actividad en IA de IBM en Francia?

Cuando comenzó el primer confinamiento, al igual que en muchos otros negocios, todos pasamos a trabajar desde casa. Aunque estábamos acostumbrados a las videoconferencias, ya que trabajamos con muchas oficinas de todo el mundo, nos pilló por sorpresa. Ya no podíamos viajar y reunirnos con clientes y compañeros, pero nos las arreglamos muy bien y nuestra productividad se mantuvo alta. El reto fue para los empleados con familia, que tuvieron que compaginar trabajar desde casa, a menudo en pequeños apartamentos, con el cuidado de los hijos, y también para algunas personas que estaban solas y se sintieron aisladas. Creamos pausas para el café virtuales y otras actividades para asegurarnos de que todo el mundo estuviera bien.
Yo diría que el mayor desafío fue cuando tuvimos que innovar y pensar en nuevos proyectos. Siempre es más fácil cuando trabajas cara a cara. Todo esto nos ha demostrado la importancia de la comunicación no verbal.
También resultó ser algo muy positivo para algunas empresas. Las que tuvieron mayor aguante fueron también las que habían implantado procesos empresariales automatizados. En efecto, si no puedes trabajar cara a cara, más vale que sepas bien transmitir información y automatizar tu flujo de trabajo. Y la labor de nuestro laboratorio consiste en aumentar la eficiencia del flujo de trabajo.


Las tecnologías digitales y la innovación se están convirtiendo en motores de una mejor calidad de vida. ¿Cómo utiliza IBM la inteligencia artificial (IA) para mejorar la sostenibilidad?

Yo diría que, sin duda, la inteligencia artificial (IA) puede contribuir a la sostenibilidad. La IA se puede aplicar a varios sectores, como el transporte, y contribuye a crear estilos de vida más sostenibles. Por ejemplo, la IA puede ayudar a introducir sistemas de bicicletas públicas en diferentes ciudades de una manera óptima. Este tipo de aplicación es un ejemplo de lo que intentamos hacer, ya que nuestro objetivo es aportar soluciones de IA a problemas empresariales. En la actualidad, nuestra meta es enseñar a las empresas a aprovechar la IA para adaptarse al modo de trabajo actual, lo que da lugar a una mayor sostenibilidad al ayudar a las personas a trabajar mejor desde casa, utilizando así menos transporte.


La Región Parisina está madurando para convertirse en un ecosistema para startups capaz de generar un impacto para atraer talento y financiación extranjeros. ¿Cómo beneficia esto a IBM? ¿Qué tipo de colaboraciones ha desarrollado hasta ahora?

IBM fue el precursor de todo esto en la época en la que se creó ILOG, a finales de los ochenta, antes de la locura de las empresas emergentes. Había muy pocas, y casi ninguna se dedicaba a la IA. El hecho mismo de que estemos realizando actividades de IA aquí es porque IBM reconoció el talento y el valor para nuestros clientes. IBM tuvo la previsión de adquirir una de las mayores reservas de talento del momento y convertirla en el germen de su actividad de IA.
Ha sido maravilloso ver surgir un nuevo espíritu en los últimos años, con universidades que quieren asociarse cada vez más con las industrias. Las universidades se han centrado menos en la investigación teórica pura y dura y están mucho más dispuestas a trabajar con empresas como IBM. Se trata de una situación en la que ganamos todos. Nosotros, las empresas, tenemos acceso al talento, que es un grupo mucho más entusiasta que en el pasado; y ellos, las universidades, tienen acceso a problemas reales y llegan a ver que su labor es aplicable al mundo real.


¿Recomendaría la Región Parisina a un inversor extranjero? En su opinión, ¿cuáles son las principales ventajas de la región?

La financiación es mejor de lo que solía ser. La infraestructura ha mejorado. París acaba de ser calificada como la tercera mejor ciudad del mundo en la que vivir, por lo que resulta atractiva en este sentido.
Creo que las condiciones de la Región Parisina son muy buenas. Llevo aquí mucho tiempo y sin duda soy fan. Cuando empiezas a trabajar con ingenieros franceses, te das cuenta de que hay talento y de que la dedicación al trabajo es increíble. Es muy diferente de lo que la gente suele pensar de los franceses. Lo que recibes es un grupo de personas increíblemente dedicado, trabajador, dotado y creativo.
Una de las cosas que me gusta decir es que los ingenieros franceses tienen una combinación increíble de creatividad y disciplina. Reciben una educación muy sólida con un gran hincapié en las matemáticas. Creo que la gente no es consciente de la cantidad de disciplina que se necesita para acabar los estudios en el sistema educativo francés y lo difícil que es realmente. Y al final, lo que genera es gente supercentrada, trabajadora y dedicada al éxito. Al mismo tiempo, la cultura es muy creativa y anima a pensar con originalidad, pero de manera rigurosa. El sistema educativo francés tiene mucho que ver con las capacidades analíticas de estos ingenieros y se traslada a su forma de hacer negocios.
En la actualidad, la IA combina aprendizaje automático con base matemática y lógica simbólica para representar mejor cómo piensan las personas y ayudarlas a trabajar mejor. Y esa es la esencia de cómo los franceses siempre han abordado las cosas, lo que explica que haya tantos directivos de compañías tecnológicas franceses. Francia es el lugar perfecto para ese tipo de actividad.

 

¿Con qué tres palabras describiría la actividad empresarial en la Región Parisina?

Formal, fácil y cordial. Me resulta bastante fácil trabajar con los franceses desde un punto de vista comercial, siempre y cuando entiendas y respetes los protocolos locales.

 

 

 

Choose Paris Experts

Thomas Fauvel

DeepTech
Expert